miércoles, 3 de septiembre de 2014

IDENTIDAD

Soy de esa clase de personas que piensa que todo en la vida ocurre por algún motivo y que nunca el tiempo es perdido.
Soy de esos bichos raros que creen que existen personas predestinadas a caerte bien sin una causa, que son especiales para ti y lo sabes con sólo mirarlas a los ojos.

Soy de ese tipo de gente que cree que una verdad única no existe, que la verdad es plural. Tampoco creo en la libertad absoluta en este mundo, pero sí que confío en El Absoluto.
Soy animal irracional porque siempre el corazón le gana a la razón, aunque trate de disfrazarlo tras una armadura de hierro inquebrantable, infranqueable.

Soy poco influenciable, un espíritu rebelde y, a menudo, hago lo contrario a lo que me ordenan. Se me da mal la obediencia y creo que en las cárceles deberían encerrar a la sumisión, a la envidia y a la venganza, y nunca a las personas.
Mi bandera es la Humanidad y en mi himno se ensalzan las segundas oportunidades hasta el infinito.

Soy una persona ambivalente, cuyo humor varía según el tiempo. Soy frágil como el tallo de una amapola y fuerte como mil murallas de piedra.
No creo en la crueldad de la vida, mas tengo la certeza de mi propia crueldad y egoísmo. Creo en mi vida como chiste y yo soy el payaso de este circo.

Temo la soledad y la pobreza impuestas. Temo la mentira, el engaño. Temo el desamor y mi incapacidad para amar mejor. Temo al absurdo, a la violencia, a la superioridad que, a veces, los ideales tienen sobre las personas. Temo que se anteponga el tener al ser.

Reivindico la igualdad de todas las personas en cualquier aspecto. Reivindico el valor de la dignidad humana. Reivindico el cuidado de la naturaleza, de animales y plantas. Reivindico una educación que tenga en cuenta a las personas y sus circunstancias y no únicamente unos números; que piense en el desarrollo humano y no esté pendiente del cortoplacismo político. Reivindico un cambio social. No quiero más armas, ni más monedas de oro y plata. Requiero de un Estado universal garante de los derechos humanos. Requiero más tiempo para compartir. Requiero más coraje para servir. Exijo más autenticidad para vivir.

Soy una cosa rara, extraña. Soy niña, soy joven, incluso anciana. Soy mística y mundana. Soy la imperfección personificada.
Soy la incógnita de una ecuación sin solución. Soy las imágenes de un ciego en su sueño. Soy una estrella apagada. Soy el grito de un alma maltratada. Soy todas las sonrisas en la memoria grabadas. Soy pálida agonía y alegría desmesurada. Soy fuente, soy manantial, soy cascada.

Soy la gota que queda en el fondo del vaso. Soy el pasado antes de que pase. Soy un momento inolvidable. Soy el pétalo que desnuda a la margarita. Soy ese sentimiento equivocado. Soy una lágrima suspendida en el aire. Soy fortaleza de cristal. Soy los ecos del silencio. Soy un secreto a voces. Soy el mañana y el ayer, pero nunca el hoy. Soy cada latido de un corazón rebosante de Amor. Soy sueño, utopía... locura en cada poro.

Soy triste despedida y dulce reencuentro. Soy una tormenta en el mar. Soy el tacto del sol y de la lluvia sobre la piel. Soy arena entre los dedos y las cosquillas de la hierba recién cortada en las plantas de los pies. Soy espuma de las olas. Soy otoño y, a veces, primavera. Soy rosa que perfuma y espina que hiere. Soy el polvo que decora un rincón abandonado. Soy los recuerdos de una mansión ajada. Soy el tímido porvenir.

Soy un personaje de cuento. Soy un final absurdo. Soy lo que el viento al castillo de naipes. Soy un año bisiesto de 365 días. Soy un cielo sin azul, un verano sin calor y el invierno sin abrigo.

Soy el canto de los pájaros en una tarde nublada. Soy el abrazo más grande jamás ofrecido y el pensamiento más puro que haya existido. Soy un puñal cuando se clava y esa caricia añorada. Soy la inocencia guiada de la mano por la fantasía.

Soy el beso que nunca di. Soy el primer suspiro de vida y la risa que se escapa. Soy el anochecer del último día. Soy la puesta de sol entre montañas. Soy el reflejo de la Luna en el agua. Soy el veneno y su antídoto. Soy un antiguo amor olvidado. Soy la conversión del diablo. Soy relámpago en la noche. Soy la oscuridad de las sombras y los destellos del Sol.